7 miradores que no te puedes perder

martes 28 abril 2015

cabecera-miradores-articulo

No engañamos a nadie cuando decimos que tenemos de todo, papi. Y también tenemos suerte con la geología. La madre Naturaleza nos ha obsequiado con 7 cerros y 2 montañas, donde los runners encontrarán caminos para correr y la resta de mortales podremos disfrutar tranquilamente de las mejores panorámicas de la ciudad.

Esta es nuestra selección, fruto de años pasando las tardes de los domingos al aire libre:

 

1. Turó de la Rovira

Los llamados Búnkers del Carmelo se construyeron como baterías antiaéreas para defender la ciudad de los ataques de la aviación fascista. Al acabarse la guerra, fueron usadas por la población para construir un barrio de barracas (el barrio de los Cañones), que duró hasta 1990.

Para nosotros es, sin duda, una de las mejores panorámicas de la ciudad: 360º al aire libre!

turo-de-la-rovira-article

turo-de-la-rovira-2-article

Dónde está.

 

2. Mirador Miramar, Montjuïc

Este soleado mirador está rodeado por unos jardines con vistas al mar diseñados con motivo de la Exposición Universal de 1929. Desde aquí vemos en primer plano el mar, con el puerto, el teleférico y Poble Sec. El resto de la ciudad se extiende hasta el horizonte y crea un magnífico telón de fondo para la nada romántica costumbre de ir a echar un polvo por la noche.

Miramar-article-1

miramar-article-3

Dónde está.

 

3. Mirador del Alcalde, Montjuïc

En 1960, Franco regala el castillo de Montjuïc al alcalde de la ciudad, y éste empieza unas obras para hacerse un autohomenaje. Y, la verdad, no le quedó nada mal. Terrazas a diferentes niveles con pavimento de mosaico, a los pies del castillo y con unas vistas espectaculares sobre el puerto y la zona litoral. Perfecto para una merendola a la sombra de los pinos, ahora que los yonkis de los 80 han dejado de consumir heroína por los alrededores.

mirador-de-l'alcalde-article

Dónde está.

 

4. Mirador del Migdia, Montjuïc

Uno de los fallos de Barcelona es que no tenemos puestas de Sol sobre el horizonte marítimo. Mientras conseguimos que el astro rey modifique sus costumbres, este es el único sitio de la ciudad desde donde podemos contemplar cómo se esconde. ¡Ah! ¡Y donde hacer vermuts a plena luz!

miradordelmigdia-article

mirador-del-migdia-2

Dónde está.

 

5. Turó de les 3 Creus + Plaça de la Natura

Por mucho que nos fastidie que el Park Güell, como buen espacio turísticamente masificado, sea de pago desde octubre de 2013, tenemos que admitir que tiene un par de miradores espectaculares. A 183 metros de altura encontramos el Cerro de las 3 Cruces, el lugar donde Gaudí anuló construir una capilla al encontrar restos prehistóricos. Y confirmamos que el arquitecto sabía lo que hacía al construir la Plaza de la Naturaleza!

les-tres-creus-article

plaça-de-la-natura-article

Dónde está.

 

6. Tibidabo

Para llegar al punto más alto de la ciudad necesitarás hacer una excursión curiosa: ferrocarriles, funiculares y tranvías. Pero valdrá la pena tener la ciudad entera a tus pies, y a tus espaldas un parque de atracciones vintage (¡el segundo más antiguo de Europa!) y una iglesia coronada con un Cristo Redentor igual que el de Río de Janeiro, pero en fake.tibidabo-article

Dónde está.

 

7. MNAC

Si quizás las vistas no son tan espectaculares como las de otros miradores, éste vale la pena. Sentarse a los pies del majestuoso Palau Nacional observando las fuentes de Montjuïc (aunque estén apagadas), las 4 columnas de Puig i Cadafalch, los edificios más importantes de Barcelona y, al fondo, Collserola, tampoco está mal.

mnac-article

Dónde está.

Comer, beber y pasarlo en grande!
¿Quieres estar a la última de todo lo que pasa en la ciudad?
¡Pon a Barcelona en tu correo!